Bullas Pleurales

Son áreas de pequeñas burbujas superficiales en el pulmón que ocurren por uniones débiles de la membrana que recubre externamente al pulmón (pleura), formando espacios que se inflan con aire y al crecer van separando mayor superficie.

Al tratarse de una membrana muy delgada, esta puede presentar pequeñas rupturas y dejar escapar aire al espacio entre el pulmón y las costillas, produciendo neumotórax y puede llegar hasta el colapso pulmonar, generando dificultad respiratoria muy importante con sensación de asfixia.

En casos de menor sintomatología, pueden manifestarse como dolor hacia el hombro de manera continua, que aumenta con la inspiración, tos, en accesos continuos de inicio súbito. Falta de aire que limita la actividad diaria.
Se presentan en todas las edades, con mayor frecuencia en gente joven.

Población de mayor riesgo: asmáticos, hiper reactores bronquiales, tosedor crónico, pacientes con déficit de alfa 1 antitripsina, antecedentes familiares de neumotórax espontaneo. Tienen mayor riesgo los pacientes que se exponen a presiones mayores en la vía aérea como pilotos de avión o sobrecargos, viajeros de largas distancias en avión (cabina presurizada), paracaidistas, buzos o nado libre, interpretes de instrumentos de viento (trompeta, trombón, saxofón, etc), entre otros.

Esta situación muchas veces pasa desapercibida y es tratada por mucho tiempo como otra enfermedad, siendo de mayor riesgo para pacientes que realizan actividades que los aíslan de atención médica o auxilio inmediato (trecking, alpinismo, soldados, marinos, viajeros, etc).

Este tipo de enfermedad puede diagnosticarse por médicos especialistas usando estudios de imagen no invasivos. Y en caso de requerir tratamiento, existen métodos conservadores (que podrían presentar recidiva) y no conservadores como la cirugía de tórax de mínima invasión, que requiere poco tiempo de estadía hospitalaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *